El Centro de Luz

Poco a poco el mundo se acerca un tiempo de gran inestabilidad, serán unos tiempos confusos, donde el miedo predomine y el ego se ponga a prueba casi cada día. Pero aun así, no debe ser de temer este tiempo, pues se trata de un cambio necesario para dar paso al nuevo tiempo de luz, de claridad, de paz y hermanamiento.
Todo aquello que pertenece a la vieja energía, será puesto a prueba hasta que caiga por sí mismo y así poder dar paso a esta nueva energía que ya está naciendo.
Para afrontar este tiempo de transición se está preparando el Centro de Luz o lugar donde la energía se mantiene en una vibración elevada a fin de dar cobijo
a los trabajadores y mensajeros de la luz que así lo requieran, en caso de una emergencia eventual. Será un centro de respuestas para quienes tengan preguntas.
Un cobijo temporal, pero importante centro de encuentro, donde estas personas podrán “recargarse” o refugiarse el tiempo que necesiten. Dará igual la procedencia, la edad o la necesidad. El Centro de Luz será un lugar aislados del medio social. No intervendrá ningún factor económico social o cultural, tal y como se conoce, sino que será una nueva forma de ver la vida. Estará ubicado en una cueva, totalmente aislada e inmune a movimientos sísmicos o geotectónicos, por tanto, de máxima seguridad.
El Centro de Luz proporcionará alimentación y nutrición, sanación y restauración, cobijo y enseñanza, además de compartir y satisfacer las necesidades básicas
de quienes asistan a sus programas.
Este centro de luz será el primero de muchos que estarán enlazados en red de forma que energéticamente puedan beneficiarse los unos de los otros. También para que las personas que los transiten puedan tener conocimiento de rutas, puedan acceder a zonas para hacer sus trabajos conociendo donde pueden descansar o refugiarse. Esto permitirá una mejor distribución de aquellos que necesiten luz o esos lugares de luz. En cualquier caso se trata de una iniciativa única.
Para evitar la contaminación energética deberá mantenerse impoluta la higiene del lugar y, a tal fin, habrá de evitarse la introducción de energías malversadoras
transportadas por personas o enseres, porque si un centro se ensucia, automáticamente se apartará de la red.

El Centro de Luz (la Cueva Madre)

En el Centro de Luz se realizará un trabajo de aprendizaje, de comunión, de hermandad, de compartir, de proyección mental, de proyección hacia otros mundos, de transporte de semillas o herramientas, de divulgación de conocimiento,
de preparación para los nuevos tiempos, etc. La necesidad de higiene de estos centros requiere que en cierta medida se mantengan resguardados de posibles malos usos. No es apropiada la afluencia masiva o de “tipo turístico”. No será un lugar para curiosos ni para gente que solo tiene interés en su propio crecimiento.
Se deberán tomar las medidas necesarias para prevenir todas estas situaciones, pero tampoco caer en el extremo de la idea de crear una élite. Para ayudar a las personas que se dispongan a crear este Centro de Luz es preciso alentarles, animarles, de corazón.
El Centro ofrecerá todo tipo de terapias, pero se concentrará fundamentalmente en programas residenciales semanales, de 6 días de duración, a un grupo de 24 personas como máximo, de todo el mundo. Estos programas serán monotemáticos.

El Centro de Luz será un museo de la humanidad que preservará la historia olvidada de la esfera, la que custodiaban los Maestros de la Sabiduría Antigua y que fue deliberadamente destruida con los sucesivos incendios de  las principales bibliotecas…

El Centro de Luz es un centro de respuestas para quienes tienen preguntas…

http://fundacion1a1.com/centrodeluz/