Centro Índigo Superior

CARMEN ROVIRA GARZA
Directora

Lic. En Educación Primaria egresada del Colegio Excélsior de Monterrey A.C. con Especialidad en Problemas de Aprendizaje por parte de la Universidad Autónoma de N.L. Ha sido Fundadora y Directora del Jardín de Niños ABC KIDS con una población aproximada de 150 niños, y que durante 24 años estuvo atendiendo alumnos de uno a cinco años de edad, así como niños con capacidades diferentes. Dicha Institución obtuvo el Premio N.L. a la Calidad en la categoría de Educación Inicial y colaboró por muchos años con la Universidad de Monterrey para certificar a sus alumnos en su trabajo de campo en materias enfocadas a las carreras de Educación y Psicología.

Cuenta con diferentes Diplomados en: “Problemas de Lenguaje”, “Bullies en la Escuela: Detección, Prevención e Intervención,” “Aprendizaje diferenciado entre Niños y Niñas” y “El Cerebro y El Proceso de Aprendizaje Estrategias para el Desarrollo Intelectual” todos por parte de la Universidad de Monterrey. Participó en el Primer Congreso Mundial de Educación Inicial y Preescolar organizado por la OEA, la Secretaría de Educación Inicial de N.L. y el Instituto Canadiense de Investigación Avanzada. Colaboró durante 15 años en las Conferencias de Superación Profesional que organiza la Asociación de Inspectoras de Educación Preescolar de N.L. unas veces como alumna y otras como ponente.

Está certificada como Auditora Interna de Servicio enfocada a Instituciones Educativas, por lo cual ha sido Consultora en materia de Servicio, de diferentes Colegios Particulares y Centros De Desarrollo Infantil del Gobierno del Estado. Ha participado como miembro activo en la Asociación de Psicólogos Escolares A.C. Y actualmente continúa orientando de manera independiente a Padres de Familia, así como a diferentes Instituciones de Educación Inicial y Preescolar.

Este centro nace para descubrir y potenciar las capacidades de los llamados niños índigo, superdotados y con dones especiales, no para enseñar nada, y estimularles de forma integral de cara al futuro, así como para ayudar a sus padres y maestros en su compromiso educativo y formativo. Su crianza emocional debe basarse en la visibilidad y en la transparencia.

¿Cómo van a hacer semejante transformación estos niños? A través del cuestionamiento y la transformación de todas las instituciones rígidas que los rodean. Comenzando por la familia, que hoy se basa en la imposición de reglas, sin tiempo de dedicación, sin autenticidad, sin explicaciones, sin información, sin elección ni negociación. Estos niños simplemente no responden a estas estructuras rígidas, porque para ellos es imprescindible tener opciones, relaciones verdaderas y mucha negociación. Ellos no aceptan ser engañados porque tienen una «intuición» para percibir las verdaderas intenciones, y no tienen miedo. Por lo tanto, intimidarlos no da resultado, porque ellos siempre encontrarán una manera de obtener la verdad. Ellos perciben las verdaderas intenciones y las debilidades de los adultos.

La segunda institución vulnerable a la acción de los Índigos es la Escuela. Hoy el modelo de enseñanza es siempre impuesto, sin mucha interacción, sin escuchar y sin la participación de los estudiantes. Este modelo es simplemente incompatible con los Índigos, siendo por lo tanto el mayor conflicto, muchas veces superior al que hay con la familia, principalmente por la falta de vínculos afectivos y amor. Como los Índigos poseen una estructura mental diferente, resuelven problemas conocidos de una manera diferente, más allá de encontrar formas diferentes de razonamiento que sacuden el modelo educativo actual.

Están llegando para ayudar a la transformación social, educativa, familiar y espiritual de todo el planeta, independientemente de las fronteras y de las clases sociales. Son como catalizadores para desencadenar las reacciones necesarias para las transformaciones. Ellos poseen una estructura cerebral diferente en lo que se refiere al uso de los potenciales de los hemisferios izquierdo (menos) y derecho (más). Esto significa que ellos van más allá del plano intelectual, estando el foco de su brillo en el plano de la acción. Ellos exigen del ambiente que los rodea ciertas características que no son comunes ni auténticas en las sociedades actuales. Ellos nos ayudarán a destituir dos paradigmas de la humanidad.